Jardín de la Selva: el paraíso de las orquídeas está en Riviera Nayarit

  • En el rancho Las Lomas, en plena Sierra de Vallejo, se localiza el Jardín de la Selva "Lo de Perla", un santuario de naturaleza donde las flores crecen sin prisas rociadas por la brisa del mar.

Hay un lugar escondido en la Sierra de Vallejo donde la civilización aún no llega; donde la montaña se funde con el mar y el color verde es tan intenso que las pupilas se abren en un intento por captar toda su belleza y guardarla para siempre... Jardín de la Selva Lo de Perla, "el paraíso de las orquídeas" en la Riviera Nayarit. 





Situado en el rancho Las Lomas, (a 5 minutos del pueblo costero de San Pancho, sobre la carretera federal 200), Lo de Perla es más que un jardín botánico: es la naturaleza en sí misma diseminada en 13 hectáreas. Aquí las orquídeas crecen sin prisas, rociadas con la brisa del mar, que se observa a lo lejos desde un claro de la selva. 





Espectacular biodiversidad
El recorrido por este increíble paraíso dura cerca de 3 horas, aunque en realidad el tiempo "vuela" y el paso se hace ligero, debido a que en los senderos hay varias áreas de descanso, incluso hay una cabaña, un puente de madera y una especie de altar, erigido en honor de uno de los fundadores del jardín.



José Moreno, guía en el Jardín de la Selva. 


“Estamos en la selva más al norte de México”, exclama José Moreno, uno de los experimentados guías que nos llevan a través de un laberinto de árboles y palmeras cubiertos de enredaderas, cuyas ramas forman enormes cúpulas naturales de hasta 40 metros, que apenas dejan entrever los rayos del sol.




Los enormes capomos y las higueras son el hogar de pericos, urracas, carpinteros, chachalacas, palomas y guacamayas. También hay una gran cantidad de palmeras de coco de aceite y árboles conocidos como “papelillos”. Además, pueden observarse árboles frutales, hongos fantásticos, bromelias, cactus, suculentas, rosas, y miles de plantas más coexistiendo en armonía. 

En cuanto a la diversidad de la fauna, agrega don José, "hay tejones, jabalíes, armadillos y zorros, incluso se han podido observar jaguares y onzas".




Santuario de orquídeas
Algo que satisface a los guías es la reproducción de las orquídeas: más de 3 mil 500 pueden observarse a lo largo de los senderos y colgando de los árboles, reproduciéndose casi solas, con ayuda de los insectos y avecillas.





El “broche de oro” del recorrido es el vivero, denominado El Santuario, que alberga una colección de más de 500 orquídeas cultivadas in vitro, entre las que se pueden encontrar 70 especies endémicas del estado de Nayarit.





“Este es un proyecto que nació por amor… amor a las flores y a la naturaleza, aunque también tiene un propósito noble: hacer que el pueblo de Las Lomas florezca”, comentó finalmente Alejandro de Perla, fundador del jardín, quien hace una invitación a todos los amantes de naturaleza a visitar su paraíso.


VISITA EL JARDÍN DE LA SELVA
Es importante mencionar que la preservación de la naturaleza es el objetivo principal de esta pequeña empresa sin fines de lucro, cuya financiación es personal, y se basa en los recorridos que realizan los visitantes ávidos de naturaleza, y de diversas donaciones.





Para llegar al Jardín de la Selva hay que recorrer cerca de 3 kilómetros desde la entrada del pueblo Las Lomas, por un camino de terracería, también puedes contactar a Alejandro Perla, en los siguientes teléfonos.  322 1811 909 | Cel. (55) 3988 0540 o visita el sitio web: http://lodeperla.org.

No olvides llevar ropa cómoda, zapatos tenis o botas cómodas, bloqueador de sol y repelente de insectos, gorra o sombrero. 


¡Será una experiencia que nunca olvidarás!


###
La Oficina de Visitantes y Convenciones de la Riviera Nayarit (OVC) y la Asociación de Hoteles y Moteles de Bahía de Banderas (AHMBB) refrendan su compromiso con la promoción estratégica del destino, buscando áreas de oportunidad y consolidando nuevos mercados con el propósito de incrementar la afluencia turística, para lo cual cuentan con el respaldo del Gobierno del Estado de Nayarit a través del Fideicomiso de Promoción Turística (Fiprotur).

Comentarios