Se acerca la fiesta de San Pedro y San Pablo en Riviera Nayarit

Una tradicional y
mágica fiesta está a punto de celebrarse en Mexcaltitán, una típica villa de
pescadores en la costa norte de Riviera
Nayarit
, que cada año el 29 de junio festeja a sus santos patrones: San
Pedro y San Pablo.

Los santos,
representados por dos equipos, se enfrascarán en una batalla de la que, con
toda seguridad, saldrá airoso San Pedro, 
quien es considerado la piedra fundamental de la Iglesia católica. Trampa
no hay, a lo mejor se carga la mano pero de hacer trampa nada. Eso dicen los
pobladores de Mexcaltitán, que podría ser el mítico punto de partida para la
peregrinación de las tribus nahuatlacas en la búsqueda de su Tenochtitlán.
Desde la llegada de los
españoles, con la evangelización, en esta pequeña isla perdida entre humedales,
se venera a ambos apóstoles. Y si alguna vez el Dios Huitchilopoztli encomendó
a sus habitantes emprender una peregrinación en busca de una águila –o para
efectos más realistas y de interpretación más precisa del Códice Boutorini, una
garza— devorando una serpiente, ahora son San Pedro y San Pablo quienes los
guían todos los años.
La fiesta es
colorida y singular, porque siendo la pesca de camarón la principal actividad
económica de la que es conocida como la ‘Venecia Mexicana’,
los Santos salen desde muy temprano a navegar seguidos de una procesión de
feligreses alrededor de la isla, para bendecir las aguas y así buscar que la
producción de cada uno de los chiqueros en los que se atrapa el delicioso
crustáceo se acerque por lo menos a la cifra récord de tres toneladas en una
noche.
Ahí, entre los
manglares que además de formar el hábitat de los camarones provee el material
para construir un complicado sistema de diques que se utiliza para esa pesca
desde tiempos inmemoriales, se celebra una misa un poco más corta de lo
habitual, en presencia de los patronos.
Lo que sigue es una
batalla, pues el pueblo entero ha sido dividido en dos equipos, cada uno
encabezado por alguno de los dos Santos, para competir en una carrera alrededor
de la isla tras la cual comienza el festejo pagano.
Para la carrera,
cada bando elige a sus mejores navegantes. Luego al frente de sendas canoas se
coloca la imagen del Santo por el cual se compite. El reto es dar la vuelta a
Mexcaltitán impulsando la canoa con varas que se sumergen hasta encontrar el
fondo de los canales, como lo hacen en las trajineras de Xochimilco, y no con
remos, como se usa en esta zona del país. Todos los años, invariablemente, gana
el equipo de San Pedro.
“No, no, trampa no
hay. No somos tramposos. Lo que pasa es que San Pedro es más milagroso y
conviene más encomendarle la pesca a él, entonces no hay que hacerlo enojar. Lo
que se hace es que del lado de San Pedro siempre están los más fuertes, por eso
es que siempre gana, pero trampa no hay, se compite bien”, dice Héctor Apodaca, custodio
en el Museo del Origen, establecido en la Isla para celebrar su denominación como Cuna de la Mexicanidad.
La alegría, las
porras y todo el ambiente festivo que rodea la carrera es apenas el comienzo de
una fiesta tan tradicional como ninguna, que incluye comida y baile, que
incluye fuegos pirotécnicos por la noche y, sobre todo, que se encuentra
enmarcada por un paisaje de belleza sin igual.
PARA LLEGAR
Mexcaltitán
se localiza a 34 kilómetros al noroeste de Santiago Ixcuintla, aproximadamente
a 1 hora de San Blas y 2 de Tepic. De  Santiago
Ixcuintla hay que tomar el camino hacia Sentispac y continuar hacia el
embarcadero La Batanga,
donde deberá abordar una lancha que lo conducirá hasta la isla.
PARA CHUPARSE LOS DEDOS
Comer
en Mexcaltitán es una verdadera experiencia. Aquí nació la receta original de
los camarones cucaracha y en ningún otro lugar se pueden conseguir tan
crujientes, un acompañamiento ideal para botanear con la cerveza. Pescado
zarandeado, tamales de camarón, paté de camarón y el muy nayarita aguachile
pueden completar el festín.
PARA DORMIR BIEN

La recomendación cuando se visita
Mexcaltitán es pernoctar en el Puerto de San Blas, desde donde se puede hacer
el viaje ida y vuelta con comodidad. En San Blas se puede encontrar habitación
en acogedores hoteles como Garza Canela, Hacienda Flamingos y Casa Mañana,
entre otros

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *