El muchacho en bicicleta



(Relato de Ixtlán del Río)

En el cerrito de Santa Catalina, antes que monseñor Justo Barajas pusiera encima la escultura de Cristo Rey, cuentan que a lo lejos se veía venir un muchacho joven con una bicicleta, entre los árboles. 
 
Dicen que venía vestido con ropa negra y parecía como si estuviera muerto y saliendo de las tumbas. Antes de llegar al pozo, en donde se jugaba béisbol, se desaparecía y volvía a aparecer pero más arriba. Menciona la leyenda que sólo aparece en Semana Santa. 

También se dice que había salido del pozo para ir a pagar una manda a Cristo Rey que en vida no pudo cumplir.

Comentarios